WandaVision o cómo unir la serie de Disney Plus con el MCU y aclarar dudas en 30 minutos

¿Estás diciendo que el universo creó una sitcom protagonizada por dos Avengers?

Después de tres episodios muy centrados en imitar programas clásicos de comedia, la última entrega se expande más allá de la ciudad de Westview para explicar lo que realmente está sucediendo. ¡Sí, finalmente respuestas!

El agente del FBI Jimmy Woo (Randall Park) plantea esta pregunta a mitad del cuarto episodio de WandaVision mientras él, la Dra. Darcy Lewis (Kat Dennings) y varios agentes de S.W.O.R.D. se encuentran alrededor de una televisión antigua. Woo pudo haber estado preguntando esto a las personas que compartían la habitación con él, pero en realidad, estaba hablando en nombre de todos los que pasaron las últimas semanas viendo la serie del MCU.

Antes de este cuarto episodio, titulado "Interrumpimos este programa", cada episodio de WandaVision se había ambientado en décadas sucesivas de comedias de situación clásicas, y aunque había indicios de lo que realmente estaba sucediendo fuera de la realidad alterna de Wanda Maximoff (Elizabeth Olsen), WandaVision era una verdadera serie de comedia.

¿Qué está ocurriendo?

Básicamente, WandaVision nos acaba de dar la bienvenida al mundo real. Después de tantas situaciones carentes de sentido, se nos presenta el mundo exterior desde la mirada de quienes están allí, que al igual que nosotros no tienen idea de lo que ocurre en Westview. Mientras en Internet aún construyen teorías sobre la presencia de Mefisto, el regreso de Ultrón o la aparición de Quicksilver, Marvel Studios dijo “aquí tienen, de esto va la serie”.

Aunque las películas del MCU son eso, películas de superhéroes, hay que reconocer la maestría con la cual esta serie consiguió estrechar la relación entre la pantalla grande y chica, y al mismo tiempo aclaró dudas en… media hora. Suena como algo salido de la nada, pero está muy bien puesto. Claro que no está todo resuelto, pero se nos permitió ver una conexión directa con Avengers: Endgame (y Avengers: Infinity War) desde otro punto de vista en una secuencia en parte confusa por el factor sorpresa.

En 30 minutos también aprendemos quién estaba viendo el programa protagonizado por Wanda y Vision (Paul Bettany), cuánto sabe S.W.OR.D. realmente sobre lo que está pasando y lo que sucedió con Monica Rambeau (Teyonah Parris) en el episodio anterior. Todo esto al mismo tiempo que las caras conocidas del MCU intentan descifrar en qué se encuentra Wanda y, aunque la inteligencia de Darcy sirve de mucho, aún hay cosas por descubrir ya que el panorama no está del todo claro.

Dentro de la misma media hora, Marvel no nos deja olvidar que hay algo muy oscuro en este enredo con el habitual momento espeluznante de cada episodio. El de esta ocasión es, más que todo, un recordatorio de que Vision está muerto (aunque no es que lo hayamos olvidado, pero es preferible que no se hayan acostumbrado a su presencia).

La pregunta es ¿a dónde irá a parar WandaVision y sus protagonistas? Si leyeron House of M, sabrán de qué es capaz la mutante. Esta primera serie del MCU es la puerta para que la franquicia haga lo que nunca hizo en diez años y cada episodio continúa abriendo puertas para el potencial que aún tiene. Lo mejor de todo es que lo está haciendo en dosis de 30 minutos, porque a veces no se necesita más para contar una historia.


Recuerda que puedes suscribirte a Alerta de Spoiler para que los posts lleguen directo a tu correo electrónico. También estoy en Twitter como @mabeizurieta.