¿Estamos listos para volver al cine?

Dos cosas deberían ser indiscutibles: usar mascarilla y evitar espacios cerrados (¡llenos de gente!).

¡Hola! Bienvenid@ a Alerta de Spoiler, una newsletter de cine y series libre de clickbait escrita por mí, Ma. Belén Izurieta. No podía dejar de comentar sobre el regreso de los cines en medio de la pandemia, así que aquí voy. Recuerda que si no estás suscrito (¡es gratis!), puedes acceder a la publicación en alertadespoiler.com. ¡Sí, ahora es puntocom!

La vida durante una pandemia suena a película de ciencia ficción apocalíptica, pero es nuestra realidad. El COVID-19 encuentra nuevas vías para llegar a sus víctimas, que no pueden resistirse a volver a restaurantes, bares y cines a pesar de que son cada vez peores las complicaciones del coronavirus. Los contagios superan los 11 millones y las muertes globales son más de 535 mil, así que no es de tomarse a la ligera, sabiendo que no se ha encontrado una cura.

Share

A partir del 6 de julio, Supercines abrió sus complejos en Guayaquil, Durán, Samborondón y Daule, siguiendo la semaforización que permite atender un aforo del 30% en cantones con luz amarilla y del 50% en los que tienen luz verde. Son al menos cien salas y las medidas incluyen compras digitales, distanciamiento entre clientes y toallas húmedas sanitizadas. Pero lo que nos vende como estrella es un filtro que maximiza la recolección de las partículas que están en el aire, que podrían llevar carga viral.

No cabe duda que la cadena de cines busca proteger a sus clientes y sin embargo, nada apunta a que sea el momento correcto para hacerlo. Unas semanas después del inicio de la cuarentena, varios científicos desestimaron el contagio de COVID-19 por transmisión aérea. Para nosotros fue una “victoria” porque representaba una milésima menos de estrés, pero muchos olvidaron la gravedad del asunto.

Share

Avanzando un par de meses hasta el presente, medios como The New York Times confirman que un grupo de 239 científicos de 32 países se unieron en una carta a la OMS donde se le pide reconocer la posibilidad del contagio por vía aérea. Si esta forma de contagio es clave en la lucha por frenar el avance del coronavirus, las personas deben usar mascarillas dentro, continuar con el distanciamiento y los trabajadores necesitarían mayor protección. Se sugieren filtros poderosos para el aire, además de rayos UV con la intención de destruir las partículas, pero no hay algo 100% seguro sobre el tema.

Según la propia OMS, estas partículas caen rápidamente al suelo haciendo difícil el contagio, pero luego de sus errores y la preocupación de más de 200 científicos, no hay cómo creer ciegamente. El cine no es una opción para mí por ahora, pero depende de cada uno y tampoco es que se perderán gran cosa porque los estudios cinematográficos retrasaron todos sus estrenos de los próximos meses, esperando una mejoría.

No todo es malo, porque la apertura de los cines significa que se mueve este sector económico y que sus empleados pueden trabajar, que es lo que todos necesitamos en estos momentos, pero es un arma de doble filo porque no todos están emocionados por la idea. El debate continuará, pero me quedo con estas reacciones entre la escasez de películas y el miedo de ser contagiado, aunque también con algo de humor:


Gracias por leer Alerta de Spoiler. Recuerda apoyar iniciativas locales y pequeños productores si estás en la posición de hacerlo. No salgas sin mascarilla, lávate las manos y si te gustó esta newsletter no dudes en compartirla. También puedes seguirme en Twitter. ¡Hasta la próxima!